Tr.Personal

Una personalidad sería saludable si se tiene la capacidad de funcionar de forma autónoma, de adaptarse al ambiente social, sensación de satisfacción y autosuficiencia y además capacidad de realizarse y de conseguir alcanzar metas.

En un Trastorno de la Personalidad el  malestar  está relacionado con la forma de relacionarse, pensar, sentir, comportarse y afrontar las dificultades. Su inflexibilidad para adaptarse a los cambios y los problemas, su tendencia a intensificar las dificultades creando círculos viciosos de los que no saben salir y su fragilidad ante la presión,  provocan que no sean capaces de afrontar las cuestiones de la vida de una manera autónoma y satisfactoria.

La personalidad de un sujeto tiene muchos aspectos que no en todos los Trastornos de Personalidad ni en todos los casos estarían alterados por igual, de manera que en esta psicoterapia adaptada a la personalidad, sería necesario planificar un tratamiento utilizando una combinación de las distintas técnicas adecuadas.