Escuchar ¿forma parte del proceso de comunicación? ¿Si me expreso bien basta para que mi comunicación sea eficaz?

Cuando oímos a alguien quejarse de que tiene problemas de comunicación es frecuente que, a continuación, la queja se manifieste en términos de incapacidad para expresarse adecuadamente, de impedimentos para decir lo que realmente se quiere decir o de dificultades para hablar ante un auditorio. Lo que no es frecuente es encontrar a personas que se quejen de que escuchan mal o que manifiesten su deseo de aprender a escuchar mejor.

La capacidad para escuchar es un elemento esencial en el proceso de comunicación. Cuando no escuchamos adecuadamente perdemos una gran parte del mensaje que nos envía nuestro interlocutor y obtenemos una información parcial del discurso, lo que hace que respondamos sólo a fragmentos de lo que argumenta el otro, y como consecuencia, participemos en la generación distorsiones y de malos entendidos.

Aprender a escuchar implicándose activamente en la comunicación, captar los detalles de lo que nos dicen y no nos dicen las personas que intervienen en la conversación y manejar la comunicación no verbal para interactuar con los otros, contribuye enormemente  a mejorar nuestras relaciones con los que cada día interactúan con nosotros.

CONTENIDO

  • En qué consiste comunicarse
  • ¿Oír y escuchar es lo mismo?
  • Qué significa ser un receptor activo
  • Saber hablar o saber escuchar. ¿Qué es más importante?
  • Aprendemos a escuchar
  • La importancia de los silencios

NÚMERO DE PARTICIPANTES: 5-8

FACILITADORA: Carmen Ariza Tejeda. Psicóloga sanitaria y del trabajo, formadora y Coach.

METODOLOGÍA: El trabajo en grupos pequeños nos permite utilizar una metodología totalmente práctica y participativa, con ejercicios, dinámicas y técnicas de Coaching.

DURACIÓN: 4 horas

LUGARES, FECHAS Y HORARIO:

Confluir Psicología & Coaching. C/ República de El Salvador, 15, 2º dcha. Santiago de Compostela. 

COSTE DEL TALLER: 50 €