Miedo social

Miedo social

Se siente vergüenza, inseguridad al hablar con gente desconocida, cuando se está rodeado de gente la mayor parte del tiempo, pavor a hablar en público.

La ansiedad social consiste en un miedo interno a exponerse a situaciones sociales, a actuar delante de otras personas, sobre todo desconocidas, a la evaluación o escrutinio de los demás, a mostrarse ansioso, a verse actuando de forma humillante o vergonzosa, lo que  lleva a evitar situaciones sociales o públicas  e interfiere en la vida, provocando un malestar significativo.

Las situaciones sociales pueden producir ansiedad interna e incluso ataques de pánico. Entre las situaciones temidas se encuentran hablar o intervenir en grupos formales e informales, incorporarse a conversaciones, terminar conversaciones o actividades ya comenzadas, conocer gente nueva, llamar por teléfono o asistir a fiestas.

Expresar desacuerdo, hacer una reclamación o dirigirse a personas de autoridad crean una gran ansiedad. La sensación de sentirse observado crea pavor. Leer más

Pensar mucho ¿lo mismo que pensar bien?

Pensar mucho ¿lo mismo que pensar bien?

Foto: Geralt. Pixabay

¿Pensar mucho es lo mismo que pensar bien?

La forma en la que pensamos sobre las cosas nos facilita una mejor definición de los problemas y una mejor búsqueda de alternativas. Se trata de cambiar el “pensar mucho” por el “pensar bien”, siendo bien la forma que nos permite conseguir nuestros objetivos, o lo que es lo mismo, la que nos permite ir desde dónde estamos hasta dónde queremos estar.

Habitualmente, tendemos a pensar de dos maneras: en círculo, lo que se manifiesta en expresiones como “yo le doy muchas vueltas a las cosas” o “no hago más que darle vueltas” o en túnel, queriendo ver un punto en la lejanía viendo negro todo lo demás: “no tengo otra opción” o “es que no soy capaz de ver otra salida”. Lo cierto es que tanto una forma de pensar como la otra son tremendamente limitadoras. La primera porque a lo que damos vueltas una y otra vez es al problema, no a las posibles soluciones, y la segunda porque ese efecto túnel nos impide ver cualquier otra posibilidad obcecados en no mirar en otras direcciones.

Leer más

La manipulación

La manipulación

Foto: Enrique Sánchez Sostre

Si alguien intenta usarte para lograr sus objetivos intentando manejarte como a un objeto sin tener en cuenta ni tus deseos ni tu dignidad, estás ante un manipulador. Buscará estrategias para tocar tus puntos débiles con el fin de que cedas, intentará que te sientas culpable por no atender sus necesidades, que por supuesto no expresará abiertamente, encontrará formas sutiles de hacerte ver que no haces lo suficiente, jugará sucio, buscará la manera de ser el centro de atención hasta el punto de que si le muestras disgusto te llamará egoísta.

Afectará el clima emocional, desde luego no se responsabilizará de su comportamiento y siempre se tratará de lo que todo el mundo le ha hecho. Si permaneces mucho tiempo a su lado te olvidarás de que tienes necesidades y pensarás que no tienes el mismo derecho a satisfacerlas que él. La igualdad no es compatible con la manipulación y detrás de ella está la intención de buscar el poder y de controlar, porque tu libertad le produce inseguridad.

Leer más

Estigmas de la mente

Estigmas de la mente

Blogs El Correo Gallego. La Caja Sináptica.

Foto: Enrique Sánchez Sostres

Conservo un libro de los años setenta en mi estantería en cuyo lomo se puede leer “Psicología Anormal”, título que hoy resultaría cuando menos sorprendente. Es cierto que algunas personas sufren trastornos mentales de diversa índole y gravedad, pero en realidad no existe un límite claramente definido entre lo que es normal y lo que es anormal.

De hecho, siempre han existido personas que se salen de la norma social con pensamientos y conductas poco corrientes, que pueden diferir en algún aspecto del resto.

El post de hoy se lo dedico a todas aquellas personas que sufren por la incomprensión del estado de su mente y de su alma, y no me refiero solo a las que sufren trastornos mentales graves, sino a cualquiera, quiero decir que a cualquiera -valga la redundancia- nos puede tocar a lo largo de nuestra vida, vivir un trauma, una depresión, un problema de ansiedad…

Leer más

La realidad de la Psicología Positiva.

La realidad de la Psicología Positiva.

La Caja Sináptica. Blogs El Correo Gallego

En los últimos años, con la cultura de la inmediatez y del consumismo, ha proliferado la búsqueda de la felicidad y el bienestar con recetas mágicas o milagrosas, lo que ha arrastrado, a muchos que sufren o sienten insatisfacción con sus vidas, a refugiarse en movimientos de autoayuda dudosos o poco fiables.

Los medios de comunicación de masas, y en especial, las redes sociales, nos bombardean con consejos para cambiar de vida, de mejorar la pareja, con métodos de superación… y multitud de reflexiones falsamente atribuidas a la Psicología Positiva.

Leer más

El narcisismo.

El narcisismo.

Blogs El Correo Gallego. La Caja Sináptica.

El mito de Narciso, en la versión de La Metamorfosis de Ovidio, trata de un hermoso joven que enamorado de sí mismo es condenado a no poder amar. Narciso queda abstraído por la contemplación de su propia imagen, reflejada en un estanque, hasta que muere ahogado. Algunos defienden la versión de que murió de sed, al no ser capaz de alejarse de su imagen, y otros, la de que fue incapaz de profanarla en el agua por miedo a que se deformara. Lo cierto en el drama de Narciso, es que nunca alcanzará el objeto de su deseo.

Leer más

¿Antes no se estresaba la gente?

¿Antes no se estresaba la gente?

Foto: Carmen Ariza

Blogs El Correo Gallego. La Caja sináptica

Cuántas veces habremos escuchado cosas del tipo ˂antes, la gente no se estresaba˃. Parece que, si eso es cierto, antes, que no se sabe muy bien cuándo es eso, la gente, que tampoco sabemos qué gente es, ni dónde vivía ni en que trabajaba, como poco, llevaba una vida más tranquila. Parece, entonces, que vivir en la Edad Media o en los tiempos en los que tener esclavos se consideraba normal, o en los que estabas esperando a que Atila y sus huestes llegaran a saquear tu pueblo, era vivir mejor que ahora y sin estrés.

Leer más