El dinero como elemento motivador

El dinero como elemento motivador

Pocas veces nos paramos a pensar que las cosas no siempre son lo que parecen. Por ejemplo, cuando hablamos de dinero, de cuánto cuestan las cosas o de cuánto  nos pagan por nuestro trabajo. Escuchamos como los medios de comunicación nos hablan de las elevadas cifras que se manejan para fichar a ciertos deportistas o para contratar a los actores de moda en Hollywood. A menudo, estas cifras suelen parecernos disparatadas y nos extraña que los que representan a estas estrellas tan bien pagadas tarden en llegar a acuerdos y aceptar lo que se les ofrece, o que se estaquen las negociaciones por relativamente pequeñas cantidades sobre el escandaloso monto total. ¿Para qué quieren más? oímos decir a veces.

Olvidamos que el valor del dinero no es sólo el que tienen las monedas o los billetes ni el que nos permite conseguir aquello que es posible pagar. El dinero también tiene otro valor, el que se deriva de nuestra percepción de ser reconocidos y por lo tanto bien pagados, el que tiene mucho que ver con la comparación social, que hace que me sienta mejor o peor pagado en relación a lo que pagan al otro por hacer un trabajo similar al mío, o el que me conecta con mi propio autoconcepto: si me pagan bien es porque valgo.

Leer más

El significado del trabajo

El significado del trabajo

Aunque no nos paremos a pensar en el significado que el trabajo tiene en nuestras vidas, el hecho es que si lo hacemos, nos daremos cuenta de que nuestro día está condicionado por nuestra actividad laboral. Nuestra hora de levantarnos depende de la de entrada al trabajo, comemos cuando nuestro horario laboral lo permite y nuestras actividades de ocio, los viajes o las vacaciones se planifican según las necesidades de la empresa. El tiempo libre que nos deja el trabajo es el que nos permite realizar otros proyectos.

Es tan importante que una de las primeras cosas que hacemos cuando conocemos a alguien es preguntar a qué se dedica, interés que suele ser compartido por nuestro interlocutor.  Nuestra actividad laboral nos proporciona ingresos que nos permiten atender a nuestras necesidades pero no solo eso, nos da una posición en el conjunto de la sociedad a la que pertenecemos. En otros aspectos nos sirve para sentir que somos útiles en esa sociedad, que aportamos valor y que nos realizamos como personas.

Leer más

El factor emocional en el trabajo

El factor emocional en el trabajo

Hasta hace relativamente poco tiempo, digamos hasta muy avanzado el siglo XX, la vinculación de la mayoría de las personas con su trabajo no pasaba de esperar conseguirlo sin demasiado esfuerzo, mantenerlo cumpliendo con lo estipulado en su contrato y jubilarse con una pensión decente.

Ahora, en el siglo XXI, las cosas han cambiado. Las personas que hoy se incorporan al mercado laboral demandan de las empresas mucho más que el salario. Hoy, a pesar de que en los últimos años la situación económica, la reforma laboral y el pescar en río revuelto de muchas empresas, hayan conseguido un retroceso en las condiciones laborales y un aumento de la precariedad que ya dábamos por superado, los trabajadores esperan más que un sueldo.

También las empresas esperan más que el hecho de que el trabajador se limite a cumplir estrictamente con su trabajo, a entrar y salir puntualmente y a cumplir las normas. Esperan del trabajador cosas tales como implicación, compromiso o lealtad, conceptos que se refieren a lo intangible y que tienen que ver más con aspectos emocionales que con la mera ejecución de tareas.

Leer más

Beneficios de implementar Programas para la Salud y el Bienestar en el ámbito laboral

Infocop |

La disminución de la salud en nuestra población tiene consecuencias significativas a nivel organizacional; sin embargo, si las empresas adoptasen un enfoque proactivo hacia la salud de los empleados mediante iniciativas promotoras del bienestar, podrían mejorar tanto la salud de sus trabajadores como el rendimiento global.

Con esta afirmación, el Comité para la visibilidad de la Sociedad para la Psicología Industrial y Organizacional (SIOP-Society for Industrial and Organizational Psychology)presenta su nuevo Libro Blanco titulado The Business Case for Employee Health and Wellness Programs (Argumentos a favor de los Programas para la Salud y el Bienestar de los Trabajadores), un documento a través del cual se exponen las bondades de instaurar este tipo de Programas en el ámbito laboral y se ofrecen diversas recomendaciones para maximizar su eficacia.

Según datos recogidos en su texto, el 41,7% de los empleadores considera que los costes asociados con problemas de salud son el reto que afecta más seriamente a sus resultados.

Accede a la noticia completa en: Infocop On line 

Hablamos de contrato psicológico en la CEC

Hablamos de contrato psicológico en la CEC

El contrato psicológico se genera desde la fase de reclutamiento y selección. Se basa en expectativas de una parte sobre la otra y en creencias acerca de la relación laboral. No está escrito pero cuando alguna parte lo rompe, el trabajador y la empresa se resienten.

El día 7, tuvimos la oportunidad para hablar de ello en la Confederación de Empresarios de Coruña y de aprender más sobre absentismo gracias a Egarsat. ¡Gracias por la invitación!

 

Jornada Presentismo y Competitividad

Jornada Presentismo y Competitividad

El martes, día 7 de marzo, estaremos en la Confederación de empresarios de Coruña participando en la Jornada Presentismo y Competitividad, con una intervención en la que Carmen Ariza hablará del Contrato Psicológico y el Salario Emocional.

Hora: 10.00 a 12.00

Lugar: CEC. Plaza Luis Seoane Torre 1 Entreplanta. 15008 A Coruña

El esfuerzo

El esfuerzo

El esfuerzo ¿es garantía de éxito?

A los que ya somos del siglo pasado, por fecha de nacimiento, no necesariamente por mentalidad, nuestros padres nos educaron en el valor del esfuerzo. Si te esfuerzas lo conseguirás; para tener éxito en la vida hay que esforzarse. Seguro que lo hemos escuchado muchas veces. Es cierto que la medida del éxito no es la misma para unos que para otros y que algunos, a pesar de los logros alcanzados, es probable que no consideren que hayan conseguido lo pretendido.

Aun así, se entendía que nada se regalaba y que había que luchar para conseguirlo. No parece tan claro que hoy día estemos en la misma línea. Por un lado tenemos todas esas corrientes del positivismo mal entendido que predican que con ser feliz ya no necesitamos nada más y que hay que serlo a costa de lo que sea, las que apelan al universo para conseguir lo que se quiere porque dicen que con desearlo convencidos, lo que sea, vendrá solo, y la cruda realidad, la situación social y económica por la que atravesamos que hace que pongamos en duda cada día esa relación entre esfuerzo y resultado.

Leer más