Por qué los adolescentes están (casi siempre) de mal humor y qué hacer con ellos.

Carlota Fominaya en www.abc.es 12/08/2016 16:52h

Buena parte de los progenitores se quejan de que sus hijos adolescentes están de mal humor de forma casi permanente, solo dan malas contestaciones, la desobediencia es continua y, al parecer, todo les molesta. «¿Por qué de repente hace esto cuando nunca lo ha hecho?» «¿por qué ha dejado de ser cariñoso?» o «¡su carácter ha cambiado, ahora es un cardo!» son frases que a menudo pronuncian padres de adolescentes, que se quejan de que convivir con ellos no resulta una tarea fácil, y que la situación se complica en vacaciones, donde la convivencia es mayor y hace que salgan a flote problemas que han pasado desapercibidos durante el curso.

Los motivos habría que buscarlos en que la adolescencia es de por si una etapa complicada para el propio individuo, que se encuentra en pleno desarrollo y que asiste a numerosos cambios, tanto físicos, como hormonales y emocionales. Pero en parte también, en que esta transformación acaba produciendo cambios importantes en su comportamiento y actitud que acaban por confundir a sus padres, que ven cómo su hijo deja de ser de pronto el niño que era hasta antes de ayer. Es el momento en que parece que el lazo de la comunicación está roto.

Artículo completo en Carlota Fominaya en www.abc.es

La manipulación

La manipulación

Foto: Enrique Sánchez Sostre

Si alguien intenta usarte para lograr sus objetivos intentando manejarte como a un objeto sin tener en cuenta ni tus deseos ni tu dignidad, estás ante un manipulador. Buscará estrategias para tocar tus puntos débiles con el fin de que cedas, intentará que te sientas culpable por no atender sus necesidades, que por supuesto no expresará abiertamente, encontrará formas sutiles de hacerte ver que no haces lo suficiente, jugará sucio, buscará la manera de ser el centro de atención hasta el punto de que si le muestras disgusto te llamará egoísta.

Afectará el clima emocional, desde luego no se responsabilizará de su comportamiento y siempre se tratará de lo que todo el mundo le ha hecho. Si permaneces mucho tiempo a su lado te olvidarás de que tienes necesidades y pensarás que no tienes el mismo derecho a satisfacerlas que él. La igualdad no es compatible con la manipulación y detrás de ella está la intención de buscar el poder y de controlar, porque tu libertad le produce inseguridad.

Leer más

¿Qué nos aportan las críticas?

¿Qué nos aportan las críticas?

Si nos preguntan qué nos aportan las críticas y queremos dar una respuesta socialmente deseable, es muy probable que digamos que nos ayudan a mejorar, que nos hacen reflexionar o algo similar. Lo cierto es que no nos gustan las críticas. Cuando alguien analiza nuestros pensamientos o nuestros actos para después hacer comentarios en contra de ellos, solemos sentir desagrado y malestar.

Aunque hablamos de críticas constructivas y destructivas, lo cierto es que pocas veces nos ayudan a construir nada. Unas veces  porque, fruto de su propia torpeza, el que la formula lo hace convirtiendo el error o el descuido en un ataque personal y otras porque el que critica no es torpe, sino malvado, y su intención es desahogarse o hacer daño más que ayudar a corregir errores.

La crítica, si realmente pretende ser constructiva, debe cumplir dos requisitos fundamentales: centrarse en las conductas sin atacar la integridad personal y aportar soluciones concretas que realmente orienten dicha conducta hacia la posibilidad de mejorar.

Leer más

La incapacidad para escuchar

La incapacidad para escuchar

Por lo general, cuando alguien demanda entrenamiento en habilidades de comunicación, tanto a nivel personal como empresarial, lo habitual es que esté pensando en sus limitaciones a la hora de emitir mensajes. No consigo hacerme entender, me gustaría explicarme mejor o ya no sé cómo decir las cosas, son frases que se repiten y que nos trasladan la preocupación por expresarse adecuadamente y ser bien interpretados. Lo raro es encontrar personas cuya queja respecto a sus limitaciones comunicativas manifieste su pesar por su incapacidad para escuchar a los otros.

Pocas veces nos damos cuenta, en cuanto a la comunicación se refiere, que esta no consiste únicamente en emitir mensajes, también en recibirlos, procesarlos y dar una respuesta al interlocutor. La capacidad para escuchar es tanto o más importante que la capacidad para hablar y expresar ideas. Lo que sucede a menudo es que nos preocupamos más porque los otros nos entiendan, porque nuestro mensaje llegue claro, que por entender nosotros y, mucho menos, por ayudar al otro a hacerse entender.

Leer más

Cómo preguntar si queremos que nos respondan.

Cómo preguntar si queremos que nos respondan.

Blogs El Correo Gallego. La Caja Sináptica.

A veces, nos encontramos con situaciones en las que estando con una persona a la que conocemos notamos que algo le pasa. Puede que su expresión nos esté indicando algún cambio en su estado de ánimo, que su comportamiento no sea el habitual o que frente a nuestro esfuerzo por entablar una conversación lo que recibamos sea una respuesta airada o fuera de tono.

Leer más

La foto del Facebook.

La foto del Facebook.

La Caja Sináptica. Blogs El Correo Gallego.

El otro día, zapeando, me tropecé, en una cadena de televisión, con una persona a la que en ese momento entrevistaban, que ejercía como actividad la de fotógrafa especialista en hacer fotos para redes sociales, tal como aparecía en el letrero debajo de su nombre. Como fondo, una chica haciendo poses según le iba indicando la fotógrafa. La profesional explicaba que siempre se trataba de mejorar la imagen, que si alguien era bajo se le hacía aparecer más alto o que si alguien tenía algún defecto se intentaba que este no fuera visible.

Leer más

Los eufemismos en la jerga empresarial

Los eufemismos en la jerga empresarial

La Caja Sináptica. Blogs El Correo Gallego

Fuente foto: www.empresariados.com

Podemos considerar un eufemismo como una palabra bonita, o por lo menos vistosa, que a menudo trata de dar brillo a un concepto, una situación o una actividad que sin esa palabra nos parecería más áspera o poco atractiva.

En los últimos años, hemos visto sustituir muchas palabras duras al oído social por otras más suaves y deseables socialmente. Hace pocas semanas, la noticia de un político calificando como chacha a una empleada del hogar ha copado muchos minutos en los medios. Desde hace años los porteros son empleados de finca urbana y los empleados de la limpieza han enterrado a los antiguos basureros.

Leer más