Las situaciones conflictivas han formado parte de nuestra vida desde siempre. La Historia es una sucesión de conflictos cuya resolución ha ido modificando el panorama geográfico y político desde que tenemos referencias y seguro que también de cuando no existían.

Podríamos decir que evitar el conflicto entre personas y entre grupos es casi una misión imposible, por lo que se impone saber manejarlo adecuadamente de manera que esa resolución, a la que nos referíamos en el párrafo anterior, sea lo más favorable posible para el mayor número de personas.

Además de las estrategias y tácticas que permiten una gestión adecuada del conflicto para impedir su escalamiento y el empleo de la agresión y la fuerza, es necesario saber manejar las emociones implicadas que son las que, a menudo, nos llevan al enfrentamiento con los otros.

Hay una gran diferencia entre una discrepancia que se resuelve racionalmente con argumentos de una parte y de la otra y que lleva a un acuerdo en la toma de decisiones y el empecinamiento en quedar por encima del otro, el convertir la discrepancia en una lucha de poder, o el deseo de que el otro resulte perjudicado por encima de cualquier otra cosa.

La imposibilidad de manejar las situaciones conflictivas produce un gran deterioro en las relaciones, genera malestar personal y , a menudo, deriva en una toma de decisiones inadecuadas.

Psicólogos en Santiago | Confluir Psicología & Coaching

4 Comments

    1. Buenos días, Teresa. Gracias por tu comentario y por visitar nuestro blog.
      Una sociedad en la que aprendiéramos desde niños a gestionar los conflictos de una manera más adecuada haría nuestra vida mucho más colaborativa y rebajaría considerablemente las tensiones diarias.

  1. Hola Carmen, gracias por tus reflexiones, muy valiosas. Los seres humanos somos muy diversos, por suerte y tenemos diferentes maneras de pensar y actuar, por lo que el conflicto es inevitable en nuestra vida diaria. Saber manejar conflictos, constituye una de las principales habilidades que debes tener como mando medio y como directivo. Yo siempre aconsejo que antes de ponernos a trabajar en el manejo de conflictos, nos aseguremos de saber más de nuestro propio estilo, evitará algunos dolores de cabeza, por los que yo pasé. Si me lo permites, te dejo con un enlace a uno de mis post, http://disolgich.blogspot.com/2016/02/como-manejar-conflictos-descubre-tu.html para ampliar mis comentarios. Saludos

    1. Gracias a tí, Juan Carlos, por tu aportación. Estoy completamente de acuerdo en que el propio conocimiento es el elemento más importante, no sólo para manejar conflictos, para gestionar personas, si hablamos de organizaciones, y para gestionar nuestro día a día. Visitaré tu blog encantada. Un saludo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Compartido