La Caja Sináptica. Blogs El Correo Gallego

De algunas personas se dice que siempre ven la botella medio llena y de otras que siempre la ven medio vacía. A los primeros les atribuimos la etiqueta de optimistas y a los segundos de pesimistas. ¿Quién de los dos enfoca mejor las situaciones? ¿Quién enfrenta los avatares de la vida de una manera más adecuada? Probablemente, ninguno de los dos.

Valoramos de una manera positiva a las personas que ante la adversidad mantienen la presencia de ánimo, que no se hunden cuando soplan malos vientos y que siguen luchando a pesar de que la victoria nunca está garantizada. Debemos preguntarnos si estas personas sólo ven la botella medio llena o también son conscientes de que dónde cabe un litro sólo está ocupada la mitad del recipiente.

La conciencia de las carencias, la percepción de las necesidades y la ajustada valoración de las propias limitaciones son elementos fundamentales para enfrentar el día a día. El optimista no es aquel que sólo percibe lo bueno y lo positivo a su alrededor, es el que, aún viendo la negativo, decide no victimizarse, no instalarse en la queja y dedicarse a culpabilizar al mundo de sus desgracias, es aquel que convierte sus carencias en áreas de mejora, sus necesidades en retos y sus limitaciones en conocimiento de si mismo.

Seamos optimistas siendo realistas, trabajemos en nuestro desarrollo personal y en el conocimiento de nosotros mismos y afrontemos la vida teniendo claras nuestras metas y luchando para conseguirlas.

Foto: www.anappleaday.net.au

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Compartido