OTRAS (3) (1)El duelo es un proceso que supone la adaptación de una persona a la nueva situación cuando se ha producido una pérdida. Cualquier pérdida requiere esa adaptación pero en el caso de la pérdida de una persona querida se producen un cúmulo de sensaciones, a veces contradictorias, en algunos casos marcadas por el sentimiento de culpa y por el convencimiento de no poder vivir sin la persona fallecida o por un dolor que, por momentos, se vive como insuperable. Esta adaptación es lo que se conoce comoelaboración del duelo. Habitualmente, comienza cuando  se ha producido la pérdida y su duración depende de la magnitud y del significado que ésta tiene para la persona. Cuándo la pérdida es previsible, esta elaboración puede comenzar antes de la pérdida misma.

La elaboración conlleva ir superando poco a poco el dolor y el sufrimiento, volviendo a retomar el interés por las cosas cotidianas y adaptándose a los cambios que ha supuesto la desaparición de la persona querida.

La duración del duelo es variable. Se considera que puede durar hasta 6 meses aproximadamente. Si pasado este tiempo se mantiene la misma situación, si el dolor no se va amortiguando, si hay una alteración del estado de ánimo persistente o si la situación está provocando problemas o interferencias serias en la vida de la persona que ha sufrido la pérdida, la ayuda profesional se hace indispensable.